Algunas cosas que debes saber!

¿Se bañan  los gatos?

Muchas personas se han preguntado en alguna oportunidad si los gatos se pueden bañar. Le podemos decir que básicamente sí, ¡pero ojo!, que si usted tiene un gato adulto que se ve algo sucio y pretende meterlo a la bañera..., deténgase a pensar que posiblemente termine con mas de algún rasguño o mordedura.

Los gatos son animales bastante limpios, se acicalan diariamente por medio del lamido, no obstante esto, sí se pueden bañar, la única salvedad es que deben ser acostumbrados desde pequeños para evitar el miedo, especialmente al secador.

Es muy bueno establecer una rutina de baño que le permita mantener a la mascota en una condición más higiénica y eliminar los pelos muertos que a diario van quedando en los muebles de la vivienda.

La recomendación de acostumbramiento al baño, va para aquellos propietarios de gatitos pequeños que están en época de socialización (primeros meses de vida). Para los que tienen gatos adultos es un proceso más difícil e incluso imposible en algunos casos. 

No olvide que parte del cuidado de la piel y pelo de su gato es aplicar productos pulguicidas  en forma permanente evitando así el contagio de enfermedades y compartir una que otra molesta pulga en la cama de sus niños o quién sabe..., en la suya.   

¿Cómo pasear a tu perro?

 

La educación canina es clave para que nuestro perro pueda disfrutar de sus paseos por la ciudad sin darnos problemas.

Es muy importante que el animal tenga un collar y una correa adecuados. Por un lado, el collar debe estar bien puesto: ni demasiado apretado permitiendo la comodidad del perro ni muy suelto, para impedir que se suelte. Por otro lado, la correa debe tener una largura apropiada. Si es excesivamente corta puede ser peligrosa, ya que no permite margen de reacción y un tirón fuerte del perro puede hacer que el dueño caiga al suelo.

El perro siempre debe ir al mismo paso que el dueño, sin tirar de la correa, adelantarse o cruzarse. Es importante también que le situemos siempre a nuestra izquierda pues él entenderá que, si camina de ese lado, está en una posición de obediencia respecto a nosotros.

Si sale corriendo o se escapa, es importante no correr detrás de él, ya que en ese caso pensará que se trata de un juego y correrá aún más. Hay que llamarlo, con un tono de voz enérgico la primera vez a modo de freno y un tono más suave después para que la mascota entienda que hay confianza y se puede acercar. Cuando vuelva hay que premiarle, nunca castigarle.

En todos los casos, aunque se trate de un perro muy obediente, es recomendable llevarlo atado, porque se trata de un animal imprevisible y la ciudad puede resultar muy peligrosa para él.

 

 

Porqué Tu mascota

merece más de ti

Veterinaria Santa Raquel de Círculo Vet

press to zoom
Edited Image 2014-9-3-0:18:40
Edited Image 2014-9-3-0:18:40

press to zoom

press to zoom
1/2